Manifiesto para una filosofía intempestiva en tiempos perecederos

Por Josué Isaak Muñoz Núñez

1. No se necesita un título o un papel para hacer filosofía.

2. Los títulos no reflejan nuestra capacidad para filosofar, sino la capacidad para lograr ciertos objetivos académicos.

3. El filosofar es un modo de vida.

4. No se tiene que filosofar tal como se espera en las academias o grupos de estudio, la filosofía desborda los métodos y autores.

5. La filosofía nace en el individuo, no se puede obligar a nadie a filosofar.

6. Aunque todos pueden aprender sobre filosofía y a filosofar, la filosofía no es para todos, puesto que no todos tienen el impulso a la filosofía.

7. El filósofo es único como el poeta.

8. Hay que hacer de la filosofía un modo de existir intempestivo. Nada es cierto ni falso porque sí.

9. Filosofía y literatura son hermanas, aunque cada una explora la profundidad de la existencia humana de distinto modo.

10. Se puede hacer literatura con filosofía como filosofía con literatura, pero así mismo ambas pueden existir separadas.


11. Los filósofos son compañeros del pensamiento, maestros que filosofaron y plasmaron en escrito su pensamiento, pero no adoctrinadores.

12. Casarse con alguna postura filosófica es la muerte de la filosofía.

13. No existe un solo tipo de filosofía porque no existe un solo modo de filosofar.

14. Filosofar no es sólo para aparentar inteligencia.

15. El filósofo aprende de los demás y los cita por halago o cercanía con el pensamiento del otro, no para encubrir la falta de filosofía.

16. Inteligencia y filosofía no son lo mismo, la filosofía incluso puede estar en un hombre de pocas luces.

17. Aunque no existe un solo modo de filosofar, la filosofía intempestiva no acepta que cualquier pensamiento sea filosófico.

18. La filosofía intempestiva es crítica e inmoral, antes que esclava de lo dado: huye del que dice: “Cada cabeza es un mundo”, “Debes respetar todo pensamiento”, “Cada quien tiene su verdad”

19. Aunque la filosofía intempestiva sea inmoral no acepta la estupidez.
20. La filosofía intempestiva procura evitar aceptar todo y negar todo. Es preferible intentar pensar más allá de lo dado que aceptarlo sin cuestionar.

21. La filosofía intempestiva piensa la moral, la política, el arte, la sexualidad, la vida, consciente de los prejuicios que sustentan la existencia.

22. La filosofía intempestiva puede argumentar por qué suicidarse o cómo vivir feliz.

23. La filosofía intempestiva va contra los lujos y el oropel que rodea a los intelectuales.

24. Hay que evitar ir a la moda del obrar y del pensamiento. Las modas empañan y delimitan a la filosofía.

25. Los intelectuales burgueses ablandan la filosofía, se vuelve un placebo para la sociedad.

26. Hay que apostar por una filosofía que nazca a la intemperie de los medios burgueses. Será una filosofía curtida contra la teleleogía, la teología y las visiones utópicas.

27. La filosofía intempestiva no niega las utopías o un pensamiento revolucionario, pero toma con cuidado las posturas optimistas y negativas, ni idealismo ni nihilismo.

28. Darle gusto a los demás es matar el filosofar. El filósofo debe cuestionarse a sí mismo sin tregua.

29. El intelectual burgués busca el reconocimiento, el filósofo reflexionar. El filósofo muestra lo burdo y ficticio de nuestras creencias: muchos saldrán heridos y se enemistarán con uno.

30. La filosofía no debe ser salvada del capitalismo burdo, sino de los academicistas.

31. El filósofo y la filosofía es temporal, no se apuesta por un pensamiento acabado.

32. Filosofar es un esfuerzo por dislocarnos de nuestra cotidianidad, pero se puede pensar así mismo lo cotidiano.

33. La filosofía es más auténtica cuanto más perplejos nos deja.

Oda a la pop-dredumbre

Escribo con ira y locura

Y con la vergüenza de mi gusto culposo

De aceptar que me gusta el ritmo y la musicalidad de una canción pop.

 

¡Oh misterios de la pena ajena, por qué a mí!

¡Bytes, megas, teras recorriendo el aire

electrificándolo,

Del wifi a la máquina, ondas azuladas

Que penetran la coraza de plástico y metal

Relámpagos de cobre

Con la potencia de mil voltios

Como un rayo que parte un árbol

Inflándola de información y unos y ceros, y unos y ceros

y cero cero cero, notas, acordes, percusiones, voz, canto, coro

que golpean las bocinas,

ondas sonoras que salen disparadas por todo el cuarto

 y la voz de Bieber que dice sorry!

Artista mercantil, imagen del capitalismo, producto de Mtv

Cantante odiado por los hombres y deseado por vírgenes calenturientas

¡Escucho la tonada y  no me creo lo bueno que es!

¡Sorpresa que ceda el repudio y el oído se aclimate!

¡Oh músicos, oh instrumentos, que tonada más pegajosa habéis hecho

Qué canción tan más sincera y melodiosa

Qué puede hacer uno ante tal rola!

¡Artista de voz aurea reconocida por pocos!

¡Voz privilegiada, desperdiciada, viciada y encasillada a un solo género!

¡Oh cielos, qué buena melodía!

¡Tan cabeza hueca que parece Justin!

¡La canción acaricia mi oído

Y flexibiliza mi gusto

Taladra mi cabeza, noquean mi tímpano sus notas!

¡Acordes finos, ritmo hipnotizante, arreglos espectrales, coros malditos!

¡Se licua mi mente al escucharla!

¡Se quiebra el molde del maldito pop comercial!

¡Letra sencilla

Sin soberbia ni altivez

Sin complicaciones ni grandilocuencias

Sincera desde el tuétano!

¡Imagino mujeres enloquecidas, con ojos vidriosos y hombres sonrojados que piden perdón por sus errores!

¡Arjona se queda pendejo con esto: Is it too late to say I’m sorry now ¡

¡Destino-azar, un día aburrido de oír lo mismo,

Prender el spotify y hallarlo ahí, incandescente, numinoso, místico

Irradiando novedad e ironía,

Sarcasmo da la vida

De opuestos que se atraen

Metal-pop

Como el rock y la salsa

El jazz y el reguetón,

Borrachos, todos bailan lo que sea!

¡Oh spotify!

¡O listas sin sentido!

¡Oh dulce, música popular, me rindo ante ti

Ante la lista de éxitos

Ante los más escuchados de México

Ante una canción de Justin Bieber!

¡Oh mundo de contradicciones, donde arte y mercancía se mezclan,

Donde aparentar vale más que vivir!

¡Oh apariencias!

¡Oh creencias!

¡Oh prejuicios!

¡Oh, Tribus urbanas,

ciencia, arte, música, literatura, filosofía, historia, pornografía oh dios qué hemos hecho!

¡No sabíamos lo que hacíamos!

¡Oh, esnobs, Oh poseros, Oh hípsters, me burlo ante su ingenuidad, ante sus vestimentas!

¡Los límites de nuestra mente limita nuestros gustos, nuestra creatividad, nuestro hacer

Nuestra vida!

Me uno ante lo banal, ante lo Kitsch, ante el pop de Bieber y su rola sorry.

¡Grito ante el monitor, me enerva limitarme

Escupo ante lo mainstream

Ante el indie

Ante el rock

Ante el metal

Ante el jazz

Ante el clásico

Ante el reguetón

Ante el rap

Ante el hip-hop

Ante el ska

Ante el diablo y dios

Les escupo y grito

¡Me indigna y me indigno, me quiebra y  me desgarra al expresarles mi IRA!

¡Oh géneros sin sentido!

¡Destruir la soberbia, el intelectualismo, el soberano arte de dividir!

¡No sirven de nada los géneros,

No importan para disfrutarlos

No se puede clasificar la existencia!

¡Ah locura, embriaguez, vino, sexo, música, VIDA!

¡Oh vanidad!

¡Oh ingenuidad, nadie es dueño de nada

Todo es igual de importante

Nada se impone, todo vive dentro de nosotros y vivimos de ello!